Por el Mundo

Beijing, China: la Casa del Oso Panda

El Zoo de Beijing, la capital china, es uno de los más grandes del mundo y también uno de los pocos que vale la pena visitar porque, lejos de ser una prisión para animales, funciona como una reserva natural y participa activamente en la protección de especies en peligro de extinción. Su principal atractivo es sin duda el sector dedicado al animal autóctono de China y considerado tesoro nacional; la “Casa de los osos panda”.

El zoológico cuenta con su propia estación de metro decorada con motivos animales, y, como es común en el país asiático, el costo de la entrada es muy accesible tanto para locales como para extranjeros. La visita a la totalidad del parque cuesta 15 yuanes, más 10 yuanes para acceder al patio de los osos panda. En total, menos de u$s4.

En sus 89 hectáreas, alberga hasta 14.500 ejemplares de 950 especies diferentes.

IMG_7394
La estación del Zoo en el metro de Beijing
IMG_7395
Entrada al patio de los panda.

IMG_7549IMG_7528

IMG_7538
Uno de los tantos lagos dentro del Zoológico.

IMG_7559IMG_7562IMG_7574

IMG_7603
Ríos y puentes en el área accesible del parque.

El panda en la política

Los osos panda son considerados en China una cuestión de Estado. Tal es así que durante el último siglo han sido utilizados como una herramienta de diplomacia. El estado chino ha “prestado” o donado osos panda como muestra de buena fe hacia otros países. Al día de hoy, hay 42 ejemplares en zoológicos de otros países, de los cuales 40 pertenecen al gobierno chino quien los “alquila” a un costo anual de entre u$s250.000 a u$s500.000. En el caso particular de Estados Unidos, el gobierno asiático ha decidido imponer una tarifa de hasta u$s1.600.000 por año.

IMG_7415 (1)panda

IMG_7439

IMG_7397IMG_7423

Los únicos osos panda que no pertecen a China

México es el único país del mundo además de China que puede alardear de poseer dos ejemplares de este simpático animal. En 1975, el Zoológico de Chapultepec recibió la donación de dos crías; un macho llamado Pe Pe y una hembra de nombre Ying Ying. Para la sorpresa de la comunidad científica, el excelente trabajo de los especialistas mexicanos permitió que los animales se adaptaran e incluso se reprodujeran naturalmente. De esta familia, hoy viven Xin Xin, nieta de la pareja, junto a su tía Shuan Shuan.

Una buena noticia

El oso panda fue siempre un símbolo de la lucha por los derechos animales (es el logo de la ONG por la vida silvestre “WWF”) y afortunadamente hoy podemos decir que todo el esfuerzo valió la pena. Además de los ejemplares en zoológicos y reservas protegidas, se cree que viven en libertad en la naturaleza más de 2.000 osos panda, en oposición a los apenas 1.000 contabilizados hace 30 años. El éxito por la protección del panda es tan grande que oficialmente pasó de considerarse “en peligro de extinción” a “especie vulnerable”.

IMG_7405IMG_7448

Más información:

http://www.beijingzoo.com

http://spanish.xinhuanet.com/sociedad/2015-02/28/c_134026388.htm

https://www.efe.com/efe/usa/varios/ciudad-de-mexico-el-hogar-los-unicos-pandas-que-no-pertenecen-a-china/50000206-3528296

https://www.nationalgeographic.com/animals/2006/03/united-states-panda-zoo-animals/ (en inglés)

https://wwf.panda.org (en inglés)

(Todas las fotos fueron tomadas por mi en noviembre de 2017, respetando el hábitat y sin molestar a los animales)

Manuel Giménez
Autor: Manuel Giménez

Músico oriundo de San Genaro radicado en Turín, Italia.

Intérprete de violín y piano. Estudiante de composición y dirección orquestal.

Se ha desempeñado como primer violín en orquestas de Argentina e Italia, así como docente y colaborador en diversas orquestas infanto-juveniles.

En el papel de intérprete, compositor, arreglador o director, se ha presentado en escenarios de Argentina, Francia, Suiza, Alemania, Italia, Polonia y China.

Contacto:
www.manuelgpiccoli.com
(+39) 347 902 4746 (Italia)

1 Comentario
  1. Meli 2 semanas atrás
    Responder

    Muy bueno Manu!!!! q lindo q puedas conocer y recorrer el mundo y lo compartas!!!! Gracias!!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También puede interesarte