Viral

Premio al panzazo: dødsing, la nueva tendencia de tirase mal a la pileta a propósito

En Noruega instalaron una competencia con gente haciendo cosas ridículas desde un trampolín de 10 metros de altura y los vídeos la rompen en las redes.

Si hubiera existido esto cuando éramos chicos tendríamos varios premios de “campeones del mundo”. Pero no tuvimos suerte. Recién ahora, en Noruega, surgió esta nueva y dolorosa tendencia: el dødsing, qué consiste en tirarse de la peor forma posible a la pileta, desde un trampolín de 10 metros de altura. Sí, un concurso de panzazos.

Por suerte el reglamento no busca que la gente sufra tanto, por lo que se permite que el cuerpo se doble antes de tocar al agua y que el impacto no sea tan doloroso. Pero los saltos, y las consecuentes caídas, son increíbles

¿Por qué Noruega? El surgimiento de esta ¿disciplina? se remonta a finales de los 60. Los jóvenes de Oslo se tiraban a una pileta desde una torre para impresionar a las chicas. Pero claro, los saltadores profesionales, usualmente, eran de la clase alta. El salto clásico estaba relacionado con la gente que también jugaba al tenis o al golf. ¿La respuesta de la clase baja? Hacer estos osados saltos, de la peor forma posible. Con los años, la bizarra disciplina llegó a tener torneos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También puede interesarte