Regionales

Industriales reclaman medidas por la crisis

Según un comunicado de la entidad, las empresas santafesinas “padecen un escenario de tasas elevadas, niveles de inflación que deterioran el poder adquisitivo de la población y encarecen los insumos, caída en los niveles de actividad en la mayoría de los rubros y una baja del consumo en el mercado interno”.

Fisfe añadió que las firmas más perjudicadas son las pequeñas y medianas empresas.

“En Santa Fe, de acuerdo a los últimos datos de nuestro Instituto de Investigaciones Económicas, la producción manufacturera en la provincia presentó en agosto –y por cuarto mes consecutivo- una contracción de -4,2% interanual, acumulando en los ocho primeros meses un retroceso de -1,6% frente a igual período del 2017”, detalló la federación industrial.

En el territorio santafesino, si bien hay rendimientos dispares según cada nicho, sectores como el carrocero, automotriz, línea blanca, calzado o textil, por citar algunos ejemplos, se vieron en la obligación de toma la dolorosa decisión de suspender personal o adelantar vacaciones.
Vale la pena recordar que la capacidad ociosa de las fábricas, a nivel nacional, está en los niveles más elevados de los últimos 15 años.

“De allí que desde Fisfe plantemos la importancia de encontrar mecanismos que funcionen como acciones contracíclicas, para paliar las consecuencias de la recesión y promover una mejora en la actividad industrial”, concluyó la entidad a través del comunicado.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También puede interesarte