Deportes Regionales

Final Suspendida por un “traidor”

La final de la Liga Totorense entre el Club Sportivo Rivadavia de San Genaro y Defensores de Centeno se suspendió por la acción de un inadaptado que agredió a un jugador dentro de la cancha.

Este domingo todo estaba listo en Centeno para disputarse el partido de vuelta de la final de la Liga Totorense de Fútbol. El primer encuentro se jugó en San Genaro, donde el Sport venció a los verdes 1 a 0 con gol de penal. Tanto en la previa de ese partido como de la segunda final, ambos clubes se comprometieron a realizar una verdadera fiesta, un espectáculo donde ambas hinchadas tengan un comportamiento ejemplar y las medidas se seguridad cumplan favorablemente ante un evento de tal magnitud.

La imagen puede contener: 8 personas, personas sonriendo, personas de pie

La imagen puede contener: texto

El primer encuentro se realizó en un marco de tranquilidad, por supuesto, hubo destellos negativos de pasión, cuando las circunstancias deportivas no son las que se esperan. Uno de esos chispazos lo produjo un jugador del Sportivo cuando finalizó el encuentro y un periodista le realizó una nota.  Diego Gutiérrez fue elegido como mejor jugador del partido, y mientras lo entrevistaban, de fondo se podian oir los insultos de los simpatizantes de Defensores, a los cuales el jugador azul y blanco los trató de “pelotudos”, y fue el desencadenante del fuego posterior.

La mala acción del jugador fue repudiada inmediatamente por los periodistas a cargo de la cobertura de esa final, colegas de la histórica Radio LT23 de San Genaro. Durante la semana posterior a este encuentro, directivos de Defensores de Centeno elevaron comunicados a la Liga Totorense para que este jugador, Diego Gutiérrez, sea suspendido debido a su descalificación, lo cual no sucedió.

En la semana anterior a la última final, Sportivo y Defensores continuaron promoviendo una final educada, con respeto, tranquilidad y con la seguridad necesaria.

Llegó el día, llegó el domingo y el estadio de defensores auguraba una fiesta de fútbol, con sus perímetros teñidos de verde, azul y blanco. La seguridad estaba en sus puestos, y en ese marco, los jugadores de Sportivo Rivadavia ingresaron al verde césped para realizar el reconocimiento del campo de juego, cuando sucedió el hecho que arruinó la fiesta: un hombre de 35 años aproximadamente, ex futbolista, miembro de Defensores de Centeno, cruzó al jugador de Sportivo Diego Gutiérrez y en ese instante le roció alcohol etílico en sus ojos. Ese fue el fin del evento por el cual tanto se trabajó y tanto dinero se invirtió. La tarde de pasión y alegría de dos clubes, fue arruinada por un inadaptado, que quizá dolido en demasía por ese “pelotudo” que dijo Gutiérrez en la entrevista del fin de semana pasado, quiso cobrar venganza de esa cobarde manera.

El jugador agredido fue atendido inmediatamente por los médicos competentes del evento, y el diagnóstico fue que no podía disputar el encuentro debido a las heridas provocadas por el alcohol en uno de sus ojos.

La acción mediante la cual fue agredido Gutiérrez fue muy rapida, el atacante huyó de la cancha de forma inmediata. Los jugadores se reunieron, querían jugar igual, pero los directivos de Sportivo pensaron lo contrario, el partido ya se había desvirtuado, antes incluso de que los jugadores se vistieran para la ocasión.

Jorge Baliño, el árbitro internacional de AFA designado para dirigir la final, manifestó que el partido quedaba suspendido, ya que el club sangenarino expresó la negativa de jugar  en esas condiciones, por lo cual se procedió a realizar un acta y firmarla, dejando constancia del hecho.

El juagador agredido, Diego Gutierrez, fue atendido en la Clínica Oftalmologica Gallo de la ciudad de Rosario y ahora tendrá días de reposo por una lesión en la córnea.

El futuro de este encuentro final ahora está en manos del Tribunal de Penas de la Liga Totorense.

Sobre el agresor, quien está identificado, como supo escribir el músico de Cañdad Rosquín, Leon Gieco, “Si un traidor puede más que unos cuantos, que esos cuantos no lo olviden facilmente”.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También puede interesarte