Por el Mundo

La Madre Teresa: de Macedonia a la eternidad

La Madre Teresa fue uno de los personajes claves del siglo XX. Desde la ciudad de Calcuta, en la India, creó una organización misionera internacional con el único fin de ayudar a los pobres y a los enfermos. Pese a haber pasado casi toda su vida en dicho país asiático, sus orígenes se remontan al ya extinto Imperio Otomano.

Primeros años

Con el nombre de Anjezë Gonxhe Bojaxhiu, nació el 26 de agosto de 1910 en la actual Skopje, capital de la República de Macedonia. Sus padres pertenecían a la etnia albanesa y se cree que provenían de la región de Kosovo.

macedonia mapa.png
Macedonia, en el corazón de los Balcanes.

Su padre, el comerciante Nikola Bojaxhiu, militaba políticamente por la independencia albanesa. Enfermó y falleció cuando Anjezë tenía tan solo 9 años, según se cree, envenenado por políticos enemigos. La niña creció entonces muy apegada a su madre, una mujer involucrada con la iglesia y la comunidad local que inculcó en ella un gran sentido de la caridad.

A los 18 años, decidió partir hacia Irlanda y unirse a las “Hermanas de Loreto” con el sueño de convertirse en misionera. Un año después llegó por primera vez a la India para enseñar en Darjeeling, a los pies del Himalaya.

fotos familia.jpg
La familia Bojaxhiu en Macedonia.

Las llamadas de Dios

Luego de 20 años enseñando historia y geografía, ocurrió lo que ella denominó “el llamado dentro del llamado”. Conmovida por la pobreza y la hambruna en los alrededores del convento, decidió renunciar a la enseñanza y crear su propia orden religiosa destinada a ayudar a “los más pobres entre los pobres”.

IMG_3387.JPG
“Ella es una mujer que ha dejado una marca en la historia de este siglo. Es el mejor ejemplo de cómo el amor de Dios puede transformarse en el amor a tus semejantes”. (Juan Pablo II)

Durante sus años en la India, su familia se trasladó hacia Tirana, Albania, país que en los años siguientes sufriría una férrea dictadura comunista. El dictador Enver Hoxha transformó a Albania en el primer Estado “oficialmente ateo” y criminalizó toda religión. Las medidas incluyeron desde confiscar templos e iglesias hasta repartir alimentos para obligar a romper el ayuno del Ramadán. Entre otras medidas inhumanas, se prohibió el libre tránsito de personas; nadie podía salir ni ingresar al país. La Madre Teresa se despidió de su mamá cuando tenía tan solo 18 años, en Skopje, y nunca más la volvió a ver.

“Sabes, Dios no tiene que juzgarme! Mi madre lo hará, porque la hice sufrir mucho. Así que si no soy fiel a mi vocación, mi madre me juzgará.”

Su legado en Skopje

IMG_3292.JPG
Casa Conmemorativa Madre Teresa en Skopje, Macedonia.

Sobre la calle principal de Skopje se erige la Casa Conmemorativa Madre Teresa, a escasos metros de la iglesia donde fue bautizada. En ella es posible conocer más sobre su vida y obra a través de fotografías, sus cartas de puño y letra y diferentes objetos que la acompañaron durante su vida.

IMG_3374.JPGIMG_3333.JPG

Si bien jamás volvió a residir en Macedonia, mantuvo siempre el contacto con su ciudad natal. Luego del fatal terremoto de 1963, envió una carta de apoyo al intendente de la ciudad. También lo hizo en 1969 tras recibir el premio Nobel de la Paz.

IMG_3352.JPG
“Puedo imaginar la alegría de nuestra gente cuando escucharon las noticias, que uno de sus propios ciudadanos ganó el premio.[…]Ya son 50 años desde que dejé Skopje. Rezo seguido por ustedes para que tengan el corazón lleno de amor y paz. Dios los bendiga.” (Carta a los ciudadanos de Skopje tras recibir el premio Nobel de la Paz).
IMG_3384.JPG
Junto a la Princesa Diana de Gales.

Fue beatificada en 2003 por Juan Pablo II y declarada santa el 4 de septiembre de 2016 por el papa Francisco. El municipio de Skopje declaró entonces una semana de fiesta para celebrar el legado eterno de su más célebre hija.

IMG_3290.JPG

IMG_3295.JPG
“El amor empieza en casa, cuidando de los más cercanos. Reparte amor adonde sea que vayas. No dejes que nadie se acerce a vos y no se vaya feliz. Cada vez que sonreís a alguien, es un acto de amor hacia esa persona. Es una cosa hermosa”. (Madre Teresa de Calcuta. Skopje, 1910 – Calcuta, 1997)
Autor: Manuel Giménez

Músico oriundo de San Genaro radicado en Turín, Italia.

Intérprete de violín y piano. Estudiante de composición y dirección orquestal.

Se ha presentado en escenarios de Argentina, Suiza, Alemania, China, Bulgaria, entre otros.

Contacto:
www.manuelgpiccoli.com
(+39) 347 902 4746 (Italia)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También puede interesarte